C/ Valencia, 577– Barcelona –
93 232 45 21 - 616 57 69 85
de lunes a viernes de 9h a 21:00h
dissabtes de 10h a 14h

valenciavets@valenciaveterinaris.ne

Fobia a los petardos

Fobia a los petardos

Cuando se acercan las fechas de las verbenas de San Juan ,San Pedro y muchas Fiestas Mayores de verano que se celebran con petardos y fuegos artificiales, no se nos puede olvidar de hablar de la fobia a los ruidos que pueden experimentar nuestros perros y de lo que podemos hacer, con previsión, para intentar que lo vivan de la manera menos traumática posible .

Si tenemos en cuenta que la especie canina tiene la capacidad de sentir un rango de frecuencias de sonidos más amplio que los humanos ; oirlos a una distancia cuatro veces más lejos de lo que nosotros podemos percibirlos y localizarlos con mayor precisión, gracias a los más de 18 músculos que tienen para orientar el pabellón auricular , fácilmente podremos entender que muchos de nuestros perros puedan sufrir fobia a los ruidos. Y una fobia no es una simple miedo, sino un miedo exagerado que conlleva cambios físicos que son negativos para la salud, de entre los que destacar el aumento de la frecuencia respiratoria y cardiaca que puede conllevar consecuencias graves en razas braquicéfalas como el Bulldog o el Pug o en perros de cualquier raza que ya padezcan alguna enfermedad respiratoria o cardiaca , y que puede generar cambios comportamentales permanentes como un perro que posteriormente le quede como secuela que no quiera salir a la calle.

¿Qué es lo que podemos hacer cuando sabemos que nuestro perro padece fobia a los ruidos para intentar que esta fobia no aparezca ?

Ejercicios de desensibilización y contracondicionamiento . Esta es la base del tratamiento y consisten , básicamente, en asociar el estímulo negativo (en este caso el sonido de un petardo ) a algo que el perro considere positivo para ir cambiando su percepción negativa. Estos ejercicios deben llevarse a cabo bajo unas condiciones concretas que un etólogo diseñará individualmente para cada perro y deben ponerse en práctica con suficiente tiempo.

Acondicionar un espacio en casa donde el perro se pueda sentir seguro y poner su cama con sus juguetes , su cuenco de comida y agua cerca. Este espacio a veces lo elige el perro, ya sea bajo una cama o la parte baja del interior de un armario. Es importante respetar pues, este lugar que él / ella haya elegido.

Por último , hay que tener en cuenta que en muchos casos se hace necesario la utilización de feromonas ( Dog Appeasing Pheromone ) , complementos alimenticios y / o fármacos para controlar la angustia . Si es así, es muy importante que consulte a su veterinario con suficiente tiempo de antelación ya que muchos de ellos tienen que empezarse a administrar antes de que suene el primer petardo.

No Comments

Post A Comment